Lo que yo digo no es dogma de fé pero son verdades como puños

Manolo Castelo